QUE LUNA MAS BELLA

   -Que luna más bella.
   -Que luna más bella.
Volvieron a sonreir con los ojos. Trataban de romper de nuevo el silencio y les había salido la misma frase.
   Esta vez Aurora se adelantó:
   -En una noche como ésta, en el lago Constanza, Beethoven creó su Claro de luna. Lágrimas convertidas en notas musicales. La luna prepara el alma para la creación. En su luz está la mágia…
   -Y en su oscuridad…¿la tristeza? -Andreu acabó la frase con una pregunta.
   -No siempre. A veces la oscuridad es necesaria. Son los períodos del sueño, del descanso, de la reflexión.
   -Y de la soledad.
   -Será porque nunca has sentido en verdad el silencio. La oscuridad del silencio. La soledad como la noche se precisa. Hace crecer; propicia el encuentro con tu yo más íntimo.
   -Que a veces no nos gusta.
   -Puede ser, pero no por ello deja de ser valioso.
   -Me parece que he vivido muchos años de oscuridad negada.
   -No la llames negada. Tal vez, desaprovechada.
   -Es verdad. Desaproveché a mi padre. Al no entenderlo, lo negué a mi vida.
   -Ahora sí. Él ya no puede verme y nunca se enterara de lo que ahora pienso. La muerte es definitiva, y sólo la entendemos cuando ya nos ha visitado.
 
"El penúltimo sueño"
Ángela Becerra
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s