SILENCIO

Hay mañanas que de repente se cuela el silencio. Es raro, pero la ciudad se convierte en una isla y parece que se puede respirar la tranquilidad, pasear sin que nadie te pare ni tan siquiera a preguntarte la hora, ni oyes a nadie discutir, ni te encuentras con ningun vecino que intenta sacar cualquier tema para fisgar un poco en tus cosas. Digo que es raro porque sucede pocas veces, pero un día llega el silencio y ahí está sólo para ti, lo peor es que la mayoría de las veces te das cuenta cuando ya lo has disfrutado, es decir cuando se terminó.En ese momento ni tu mismo eres consciente de la aventura y cuando ya ha pasado te das cuenta de lo agradable que fue…
Esta mañana me he topado con esa isla, tranquila, serena, sosegada y me doy cuenta ahora que terminó el día.
Nunca lo he practicado pero dicen que hay gente que se encierra dos o tres días al año, sin hablar para meditar. Creo que me resultaría difícil, pero es algo que me gustaría hacer algún día, no se, como montar en globo, una experiencia.
 
Os deseo que muy pronto encontreis la isla del silencio en esta ciudad que no mata y que no siempre vive con prisa.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s