2 HORAS…APROXIMADAMENTE

La "señora" Esperanza Aguirre y sus secuaces de Sanidad, deben de estar muy contentos: Los madrileños desarrollamos un sentido del humor especial cuando acudimos a visitar a cualquier médico especialista o a realizarnos cualquier prueba, es por lo único que le puedo felicitar en esta materia a nuestra Presidenta, porque uno llega al Hospital y se puede poner a ironizar sobre cualquier situación que se dé en la sala de espera.

   Es curioso, ayer fue el DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER DE MAMA, y todos salieron muy "requetemonitos" en la tele con el lacito rosa hablándonos de lo bueno que es la detección precoz de este tipo de cáncer, de que las mujeres acudamos al ginecólogo y nos hagamos nuestras mamografías correspondientes, etc, etc….

     La realidad es bien diferente. Hablo de un hecho real que puedo certificar con documentos. A una paciente de riesgo le detectan algo sospechoso en el pecho mediante un escáner realizado para otra especialidad. Recomiendan visitar al oncólogo de forma preferente. Esto sucede el 8 de septiembre. La cita preferente, tras la reclamación pertinente, se nos da para el 30 de septiembre. Sin lograr adelantarla se nos cita para una mamografía el 27 de octubre, pero mediante otra reclamación conseguimos que se "adelante" la cita al día 20 de octubre. Mientras, hay que pedir la cita para recoger los resultados, la cual se nos da para el 27 de noviembre; volvemos a reclamar y conseguimos que nos adelanten de nuevo la cita para el 31 de octubre. Todo esto discutiendo con personal sanitario, que en ocasiones destaca por su poca humanidad, aunque afortunadamente uno se encuentra con gente agradable por el camino que te anima a protestar y te ayuda en lo posible.

     El resultado es que pasan, si uno no protesta, fácilmente tres meses para que te digan si hay algo sospechoso, porque, de confirmarse esta sospecha habría que operar para analizar el nódulo y saber si es benigno o maligno, y entre que te operan y demás pueden pasar fácil 60 días más, que es lo que ellos consideran una lista de espera normal, vamos que al final pasan casi los 6 meses y tu "tumor" puede crecer tranquilamente.

     Menos mal que uno llega a hacerse la mamografía y ya se encuentra con el chiste en la puerta. La cita es a las 8:30 de la mañana con la cabeza bien fresquita, pero de repente lee en la puerta: "EL TIEMPO MEDIO DE ESPERA ES DE DOS HORAS APROXIMADAMENTE. Claro que llegando a esa hora, recién comenzado el día, uno no piensa que sea real el dato, mucho retraso no debe haber, pero no, va llegando la gente, van pasando poco a poco "¿usted que hora tiene?", uno tras otro hacen comentarios del cártel porque como ha dicho el más locuaz "ES QUE MANDA NARICES"… y nada de repente miras el reloj y te das cuenta de que el dato es muy real, más que real es una sentencia, de aproximado se queda corto, entre pitos y flautas y que les pilla la hora del café de media mañana, nos hemos marchado de allí a las 12 y pico…en fin, que sí, que le voy a mandar mi lacito rosa a Doña Esperanza, porque desgraciadamente para los madrileños, LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE PERDEREMOS…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s